El percebe: un manjar peligroso de capturar

986 46 20 72
El percebe: un manjar peligroso de capturar

El percebe es una de las especies de marisco más exclusivas y destacadas de Galicia servido habitualmente en un restaurante con terraza en Vigo. Tiene forma de pezuña, color oscuro y un sabor exquisito. La exclusividad del percebe radica en la dificultad que conlleva su captura ya que este crustáceo sólo se desarrolla en las rocas escarpadas y soleadas que se encuentran situadas a mar abierto en las costas del océano Atlántico.

Su captura no es sencilla (incluso se puede definir como peligrosa) ya que para poder acceder a él, el percebeiro (profesional que se dedica a su recolección) tiene que arriesgar su vida saltando de roca en roca, junto al mar embravecido y evitando en todo momento ser derribado por el oleaje. Los percebeiros más cautos solo exploran las rocas más accesibles y menos castigadas por las olas, pero los más experimentados pueden llegar a realizar verdaderas acrobacias contrarreloj para poder acceder a las rocas más alejadas y más inaccesibles y así poder capturar los ejemplares más majestuosos (aún a riesgo de ser golpeados por las olas y caer al mar).

Los percebeiros no realizan esta actividad completamente solos, ya que sus compañeros silban desde barcas situadas lejos de la zona en la que rompen las olas, para avisarles de los cambios bruscos de oleaje y que puedan retroceder rápidamente hasta lugares seguros. En toda Galicia se admira y se conoce bien la destreza de esta profesión y en un buen restaurante con terraza en Vigo se pueden tomas los percebes traídos directamente por las barcas.

Una vez conocido el trabajo de percebeiro, en el restaurante Ondas De Canido sólo nos queda probar y admirar esta joya de los mares gallegos cocinada de la manera más habitual: hervida en agua salada durante escasos minutos o preparada al vapor (pudiendo acompañarse de hierbas aromáticas que acentúen su sabor).

haz clic para copiar mailmail copiado